#NoAlEndeudamiento

24 abril, 2017 -

La intendenta Mónica Fein propone más de lo mismo. La toma de deuda no cambiará la realidad de los #rosarinos como plantea el Ejecutivo. Al no retirar el mensaje enviado en octubre del año pasado y enviar un mensaje complementario de endeudamiento con la Provincia de Santa Fe, el Concejo debe tratar un mensaje por u$s200 millones y otro por $800 millones.
Que Rosario deba recurrir a anticipos de coparticipación planteados para municipios que se encuentran en emergencia financiera, no hace más que corroborar lo que venimos planteando desde nuestro bloque desde hace ya varios años. La Intendenta Fein financió en su primer mandato un déficit muy grande con deuda a corto plazo con proveedores, lo cual se convirtió en una gran bola de nieve que pesa sobre los rosarinos. El año pasado, habíamos hecho una serie de críticas acerca del endeudamiento en dólares, principalmente porque era en dólares, porque nuestro país viene de una política de desendeudamiento con los gobiernos de Néstor y Cristina, que Macri dilapidó para sobreendeudarse. Esto llevará a que los vecinos paguen deudas locales, provinciales y nacionales.
Lo que debe plantearse Rosario son dos cuestiones fundamentales: si sirve para financiar el desarrollo y si esta estrategia es sustentable de forma de que el reembolso del crédito sea factible. Con respecto al primer punto, no hay dudas en que hay una diferencia mayúscula en tomar un crédito con organismos internacionales como el BID hace años atrás para financiar la construcción del HECA o el CEMAR; o recurrir al mercado para financiar algunas obras que, si bien nadie duda que son necesarias, no cambiarán la realidad de los rosarinos. El ejecutivo osó poner poda y escamonda, luminarias y limpieza de graffitis en el nuevo mensaje.